Cerrar

Depurador iónico salino para lavavajillas, máquinas de hielo y cafeteras. Cod: 101108145

Importe
72,15 €
Vistas  
32
Publicado el
30 mayo 2020
( 147 Días )
Localización
AD ID:
B2B6991468508
Vendido por
MITHO MITHO 0
0 comentarios
208 anuncios en línea
Miembro desde mayo 2020
imprimir
Ámbito de actuación
España

EL DESCALCIFICADOR
Un descalcificador es un equipo utilizado para la eliminación de la dureza en el agua, esta dureza es debida a que esta viene de la red de agua potable con Calcio y Magnesio (cationes de calcio Ca++ y cationes de magnesio Mg++) que quedan pegados (sobre todo la cal) a las partes metálicas de los lavavajillas, cafeteras, etc. y en especial a las partes que más se calientan, las resistencias.

VENTAJAS
Utilizar un descalcificador es conveniente para cafeteras, lavavasos y lavavajillas industriales con el fin de prolongar la vida de las maquinas considerablemente, así como para obtener un mejor rendimiento y resultado final en nuestra vajilla o en el sabor del café en cafeteras.

PRINCIPALES VENTAJAS
Alarga la vida de los equipos al evitar la corrosión de las aguas duras.
Evita desagradables facturas de mantenimiento y reparación de los equipos.
En lavavajillas aumenta el rendimiento de detergentes y abrillantadores.
En cafeteras, elimina el sabor a cloro del agua.
En máquinas de hielo, favorece la pureza y duración de los cubitos.
Reduce la factura eléctrica al dejar las resistencias libres de cal y mejorar el intercambio térmico.
Evita manchas de cal en la cristalería.
Alarga la vida del menaje al eliminar los componentes del agua que lo rayan.
Un descalcificador debe mantenerse en buenas condiciones a fin de garantizar su correcto funcionamiento,
El nivel óptimo es aproximadamente la mitad del espacio libre del depósito, hay que tener en cuenta que en función del uso, un descalcificador puede llegar a consumir un saco de sal desde cada 2 a 6 meses, por eso es tan importante el control del nivel de sal.
Es importante revisar visualmente el descalcificador , válvulas y mangueras de entrada y salida de agua periódicamente para comprobar que no goteen y evitar humedades y óxidos, además las humedades en hostelería son sinónimo de proliferación de plagas y hongos.
El descalcificador consta de:
Una botella, generalmente de fibra de vidrio o de acero,
parcialmente llena de resina.
Una válvula (ó válvulas) para el correcto funcionamiento y
mantenimiento del equipo.
Un depósito lleno de sal (cloruro sódico) que en algunos casos es el mismo recipiente que contiene la resina.

PROCESO DE REGENERACIÓN
El proceso básico de un descalcificador es hacer pasar el agua por una resina contenida en un recipiente que de principio es electroestáticamente neutra.
A esta resina se carga con iones de sodio (Na+) procedente de la sal que se le añade cada cierto tiempo lo que provocará que la resina retenga la cal y el magnesio y libere iones de sodio que no son perjudiciales para los componentes metálicos.
Fig. 1

CARACTERÍSTICAS
Diámetro (Ø): 185 mm
Altura (h): 400 mm
Capacidad: 8 L
Rosca Entrada (iTh): 3/8″
Rosca Salida (oTh): 3/8″
Rango De Presión: 1/8 bar
Capacidad Sal: 1 kg
Temperatura Agua Potable: 5/55 °C
Modelo: Tapa Rosca
Presión: 8 bar

Compartir Artículo
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat
¿Tienes dudas? ¡Podemos ayudarte!